Skip to content

¿Dónde Estoy?

MAPA de SITUACION

Ventajas de Vivir en una Casa Ecológica

Poder vivir en una casa que respecta la adecuada orientación cardinal para aprovechar mejor la luminosidad y energía natural, ya es una suerte, pero si además hemos contemplado en su construcción la adecuación geológica del terreno, para que este tampoco nos influya negativamente, es parte de una concepción más avanzada y novedosa, como también lo son el haber elegido para su construcción materiales naturales, como lo es la madera que hemos utilizado, o como en el caso del interior, que se han aplicado pinturas y aceites ecológicos, que no generan vapores nocivos.

El ahorro energético que hemos conseguido gracias a la orientación y el aislamiento, es muy efectivo. También hemos instalado una caldera de biomasa, y un depósito de agua de lluvia para su reutilización en WC, lavadora y agua de riego. En la limpieza de la propia casa utilizamos productos totalmente ecológicos. Por lo tanto, todas las personas que vivan en un entorno de este tipo, cuidaran de su salud de manera más adecuada y beneficiosa, que en una casa construida de manera convencional.

Una de las ventajas de las casas de madera es que resultan muy cálidas porque la madera es un material aislante natural. La madera aporta incluso beneficios para la salud porque, al absorber la humedad, evita dolencias de reumatismo, artrosis y problemas respiratorios.

La madera actúa como regulador natural del ambiente exterior e interior de las viviendas, respira y así ayuda a la ventilación, estabiliza la humedad, y filtra y purifica el aire, es cálida al tacto y absorbe el sonido, tampoco trastorna los sutiles campos eléctricos y magnéticos naturales ni acumula electricidad estática.

Una casa de madera no es sólo otro tipo de vivienda, es otro tipo de vida.  La elección de una casa de este tipo debe hacerse porque a uno le gusta la madera, comprende sus ventajas medioambientales, cree en sus beneficios para la salud y desea vivir un ambiente distinto, saludable y ecológico.

Las viviendas de madera tienen un consumo energético muy inferior a las construcciones tradicionales, esto supone un gran ahorro económico y es debido a que en una construcción tradicional de ladrillo para calentar la casa, debemos calentar también los muros, la estructura; en cambio en una construcción de madera solo debemos calentar el aire circulante. (la madera maciza aísla aproximadamente 7 veces más que el ladrillo. Además,  la madera utilizada no contiene productos tóxicos ni químicos.